Cerrar
Cerrar
Cerrar

Contacto

Dejanos tus inquietudes y comentarios y ayudanos a seguir mejorando.

Por favor, chequeá los datos que ingresaste

31 de Enero

ME VOY DE AQUÍ

Luego de detectar nuevo problemas en el RB10, Red Bull dio por finalizado su semana complicada de pruebas en Jerez. La escuadra tetracampeona decidió volver a Milton Keynes para centrarse en los entrenamientos que se realizarán en febrero en Bahrein.

  • Visualizaciones 1533
    • Compartir

El comienzo de la pretemporada 2014 no fue el soñado por Red Bull. Después de la presentación del RB10 en el pitlane de Jerez, retrasaron su salida a pista por fallos en el monoplaza, algo que no gustó a los Christian Horner y Adrian Newey –que marcharon ayer a Milton Keynes para analizar dichos problemas–, pero mucho menos a Sebastian Vettel, que este año quiere ir por el quinto título consecutivo.
 
"Han sido unos test muy difíciles", admitió el jefe del equipo de las bebidas energéticas. "Hemos tenido numerosos problemas con el motor Renault, así como problemas de refrigeración en el chasis que han afectado a nuestro desarrollo".
 
Hoy, Daniel Ricciardo era el encargado de pilotar el nuevo monoplaza, pero solamente pudo dar siete vueltas al trazado andaluz. Los ingenieros encontraron nuevos fallos en el monoplaza y decidieron volver a 'casa' para trabajar a conciencia de cara a los próximos entrenamientos en Bahréin.
 
"Básicamente son los mismos problemas que hemos tenido en los últimos días. Es una combinación. No llevará 24 horas solucionarlo, creo que es mejor que nos apartemos por un tiempo del circuito para ver qué hay que hacer", declaró el piloto australiano.
 
"A pesar de la falta de kilometraje, lo que hemos logrado aprender muestra que los problemas deberían estar solventados para el siguiente test en Bahréin. Parte del propósito de esta prueba tan temprana era detectar cualquier problema que surgiera antes de comenzar la temporada y las próximas semanas trabajaremos atentamente en el banco de pruebas", añadió Horner.
 
Ahora las cabezas de todos los integrantes del mejor equipo de la F1 de los últimos cuatro años están focalizadas en la prueba en Bahrein que se llevará a cabo en febrero.