Cerrar
Cerrar
Cerrar

Contacto

Dejanos tus inquietudes y comentarios y ayudanos a seguir mejorando.

Por favor, chequeá los datos que ingresaste

25 de Enero

ESTA ES

Este sábado la escudería Ferrari de Fórmula Uno presentó el monoplaza que utilizará en la temporada 2014. El F14 T intentará volver al título luego de algunos años de la mano de Fernando Alonso y Kimi Raikkonen.

  • Visualizaciones 2622
    • Compartir

El equipo Ferrari develó, por fin, el aspecto del nuevo monoplaza de este año, que fue bautizado por los aficionados como F14-T. Con un vídeo de presentación con todo el personal de Ferrari y los pilotos, los de Maranello lanzaron al mundo su nuevo arma con la que esperan luchar por el Mundial de este año. Con un rojo intenso y un morro delantero que dará mucho que hablar, el F14-T será el coche que conducirán Fernando Alonso y Kimi Räikkönen en 2014.

Como bien señala Ferrari en su web oficial, el F14 T es el sexagésimo coche fabricado por Ferrari específicamente para participar en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. El nombre se debe a una combinación del año actual y la introducción del turbocompresor en la unidad de potencia. Aunque el tradicional periodo de gestación para un diseño nuevo de Fórmula 1 es de poco más de doce meses, este proyecto, identificado con el código interno de 665, comenzó hace más de dos años.

Los aficionados de la Scuderia podrán ver alguna herencia de diseños previos de Ferrari en el F14 T, como la suspensión delantera y trasera tipo pull-rod. Sin embargo, más allá de esta similitud superficial, el coche de 2014 tiene poco que ver con sus antecesores. Externamente, el coche es muy distinto a los coches de años anteriores: los cambios de reglamento que obligan a bajar el chasis y el morro para aumentar la seguridad de los pilotos, dan un aspecto muy distinto al F14 T con respecto al F138.

Uno de los verdaderos retos a los que tuvieron que hacer frente los diseñadores en este proyecto fue el de reposicionar la suspensión delantera en un habitáculo mucho más bajo que el anterior. El conjunto de alerones traseros de 2014 no tiene nada que ver con el del año pasado, debido a tres cambios de reglamento que requieren un DRS de mayor potencia, una profundidad general mucho más pequeña del alerón trasero y la extracción del alerón beam, por lo que la sección central de los alerones se sustenta sobre unos pilares.

El alerón delantero tiene que ser 75mm más estrecho por lado para que sea menos vulnerable en las colisiones con otros coches y con las barreras. Este cambio, que es quizás una de las diferencias visuales menos notables con respecto a los coches de 2013, tiene un efecto profundo sobre la aerodinámica del vehículo. Los alerones delanteros utilizados a partir de 2009 han contado siempre con medidas elaboradas, ideadas para estimular que la estela de los extremos de los alerones frontales pase por fuera de los neumáticos delanteros para maximizar la carga aerodinámica del coche. Un cambio inocente de tan solo 75mm en la posición de la punta del alerón, ha obligado a los ingenieros a reinventar completamente la aerodinámica del alerón delantero para 2014.

Aunque las diferencias externas sean llamativas, las mayores diferencias se encuentran bajo la piel del coche. El coche nuevo tiene necesidades completamente distintas de refrigeración con respecto a cualquiera de sus antecesores. Los radiadores de aceite del motor y de agua han disminuido en tamaño, porque la parte de combustión interna del V6 en la unidad de potencia también es considerablemente más pequeña. Sin embargo, se ha tenido que encontrar un hogar nuevo para acomodar un intercooler al sistema turbocompresor y para gestionar el rechazo térmico de los componentes del ERS, el cual es mucho mayor que sus antecesores KERS.

Dado que una mayor refrigeración permite una mayor potencia, pero que a su vez una mayor refrigeración también daña la generación de carga aerodinámica, fue necesario decidir con mucha cautela cuáles eran los niveles correctos de refrigeración total para que el coche pueda conseguir el mejor compromiso entre caballos de potencia y carga aerodinámica. Esta es una de las áreas fundamentales donde tener a la gente de la unidad de potencia y del chasis bajo un mismo techo ha resultado ser muy beneficioso para la Scuderia. Después de haber escogido el nivel correcto de refrigeración, colocar los elementos de refrigeración resultantes y conseguir el flujo de aire correcto hacia ellos ha sido un aspecto que ha conllevado una gran inversión de tiempo en el diseño, para asegurar que el F14 T pueda retener la carrocería ajustada minuciosamente de tal forma que permita la extracción eficiente de carga aerodinámica del diseño.